Ciencia, Innovación y Universidades publica un informe sobre los ecosistemas regionales de innovación en España

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MICIU) ha publicado el informe “Nuevos enfoques políticos para promover los ecosistemas regionales de innovación: el caso de España en el contexto de la UE”. El informe concluye que se ha avanzado hacia un nuevo modelo de gobernanza multinivel de las políticas de ciencia e innovación, con una visión orientada al territorio que promueve el uso eficiente de las capacidades de todas las regiones, fomenta la cooperación interregional y afronta las persistentes brechas territoriales de innovación. 

Este nuevo enfoque ha sido impulsado desde 2020 por el MICIU a través de distintas iniciativas políticas como la puesta en marcha de los Planes Complementarios de I+D+I, iniciados en 2021 para cofinanciar proyectos en áreas estratégicas en los que participan varias CCAA, que está previsto que movilicen 466 millones de euros hasta 2025, de los cuales 299 (64,2%) serán financiados por el MICIU. Se trata de un modelo flexible de cofinanciación y cogobernanza entre el Estado y las CCAA que nunca antes había sido utilizado en nuestro país. 

Además, en 2020 se introdujo un nuevo programa para financiar proyectos de I+D+I en colaboración entre centros tecnológicos de distintas regiones; el programa Ayudas Cervera para Centros Tecnológicos financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (CDTI) con alrededor de 40 millones de euros anuales. También se ha reforzado la Red de Ciudades de la Ciencia y la Innovación (Red Innpulso), a través de una nueva convocatoria del MICIU para la contratación de agentes locales de innovación en los Ayuntamientos miembros de la Red, iniciada en 2021 con un presupuesto de 10 millones de euros

Por otra parte, el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación, que representa el mecanismo de coordinación formal de más alto nivel entre el Estado y las CCAA en materia de ciencia e innovación, ha adoptado un enfoque más colaborativo y ha incrementado la frecuencia de sus reuniones (pasando de tres reuniones entre 2011 y 2019, a doce reuniones entre 2020 y 2023).

Avanzando hacia un mayor equilibro territorial 

Otra de las conclusiones del informe es que, aunque durante las últimas décadas han emergido nuevos polos de innovación y emprendimiento dispersos por el territorio nacional, la inversión en I+D sigue estando muy concentrada geográficamente, más aún que la actividad económica en general. En 2022, Cataluña y la Comunidad de Madrid concentraron el 52% del gasto en I+D, cuando representan menos del 40% del PIB nacional. Este nivel de concentración ha crecido durante la última década, ya que en 2012 estas dos CCAA suponían el 48% del gasto total en I+D. Esto plantea un importante desafío para las políticas públicas, porque las actuales brechas de innovación podrían determinar las desigualdades socioeconómicas del futuro. 

Entre otras medidas para hacer frente a esta situación, la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, anunció el pasado 25 de abril, en el marco de la XVI reunión del Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación (CPCTI), un nuevo Plan Complementario dedicado a la Transferencia de Conocimiento, que tendrá un carácter transversal y se diseñará en colaboración con la Red de Políticas de I+D+I, en la que participan todas las CCAA. 

Ante este reto, el MICIU ha aumentado su financiación y apoyo a todas las regiones de España en materia de innovación. Durante los últimos años, se ha logrado una desconcentración geográfica de la inversión pública en grandes infraestructuras científicas. Algunos ejemplos destacados por el informe son la construcción de IFMIF-DONES en Escúzar, Granada, una infraestructura para probar y cualificar los materiales necesarios para la construcción de reactores de fusión; el proyecto Hy2Use para el desarrollo del hidrógeno verde en Puertollano, Castilla-La Mancha; el Centro de Ensayos para Sistemas No Tripulados (CEUS) en Moguer, Huelva; o el Centro Ibérico de Investigación en Almacenamiento Energético (CIIAE) en Cáceres, Extremadura.

Contexto europeo 

El informe muestra cómo las políticas europeas de innovación están adoptando también un enfoque más orientado al territorio. En concreto, la Nueva Agenda Europea de Innovación, aprobada por el Consejo de la UE en diciembre de 2022, persigue intensificar la cooperación entre los ecosistemas europeos de innovación, aunando nuevos instrumentos como los Valles Regionales de Innovación, las Asociaciones para la Innovación Regional o el programa Startup Village Forum. 

Esta hoja de ruta pretende construir la necesaria masa crítica para emprender de forma coordinada proyectos transformadores que aceleren la doble transición verde y digital y, en última instancia, mejoren la posición competitiva de la UE y su autonomía estratégica. 

El informe concluye que las CCAA españolas se encuentran en una excelente posición para concurrir con éxito a las nuevas convocatorias europeas y asumir un mayor liderazgo en las futuras redes de ecosistemas paneuropeos de innovación. 

Elaboración del informe 

Para la elaboración del informe se ha realizado una ronda de entrevistas con los directores de las agencias de innovación (o cargos equivalentes) de todas las CCAA, altos cargos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y con expertos independientes. 

Igualmente, se incluye un análisis comparativo de indicadores de ciencia e innovación a nivel regional, utilizando fuentes nacionales y europeas, así como una revisión de los documentos relevantes publicados por el MICIU, las agencias financiadoras de la I+D+I y la Comisión Europea.

Fuente: Plan de Recuperación