Bruselas permite a los Gobiernos ampliar las ayudas a empresas hasta junio como pedía Calviño

La vicepresidenta Vestager quiere evitar que la retirada repentina del apoyo público provoque un «efecto precipicio»

La Comisión Europea permitirá a España y al resto de Estados miembros prolongar las ayudas públicas a las empresas hasta el 30 de junio de 2022 -es decir, seis meses más del plazo inicialmente previsto, que vencía el 31 de diciembre- con el fin de garantizar que ningún negocio con viabilidad acabe desapareciendo por falta de apoyo público.

La vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y responsable de Competencia, Margrethe Vestager, ha decidido atender las peticiones de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y de otros socios europeos para mantener durante más tiempo la barra libre para rescatar a empresas. 

La prórroga da aire al Gobierno de Pedro Sánchez, ya que le permitirá revisar su plan de ayudas directas de 7.000 millones de euros aprobado antes del verano. Apenas la mitad de esta cantidad se ha podido ejecutar en plazo debido a la complejidad de la cogobernanza en este reparto (ya que son las comunidades autónomas las que gestionan los fondos), así como la burocracia y los requisitos exigidos a los potenciales beneficiarios.

«Finalmente, estamos viendo la luz al final del túnel, con una fuerte recuperación de la economía europea, gracias a los progresos impresionantes realizados en materia de vacunación y al reinicio de nuestra vida social y económica. Al mismo tiempo, debemos ser conscientes de las disparidades entre los Estados miembros y de la necesidad de evitar un efecto precipicio cuando se retire el apoyo público«, ha dicho Vestager en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario espera que este plazo extra de seis meses sirva para que los Gobiernos empiecen a retirar de forma progresiva las medidas de apoyo público y para que las empresas se adapten a la nueva situación. Según sus previsiones de verano, la UE crecerá un 4,8% este año y un 4,5% el año que viene, pero los Estados miembros más golpeados por la crisis, como España o Italia, serán los últimos en recuperarse.

A partir del 30 de junio de 2022, Bruselas propone mantener únicamente las ayudas destinadas a atraer la inversión privada, y eso durante un periodo limitado de tiempo. En concreto, el Ejecutivo comunitario autorizará medidas de apoyo a la inversión, siempre que sean de tamaño limitado y se dirijan a un gran número de beneficiarios. También permitirá las medidas de apoyo a la solvencia destinadas a atraer a fondos de inversión privado al capital de las compañías, en particular las pymes.

El plan se ha enviado este jueves a los Estados miembros para recabar sus observaciones. Una vez recibidas, la Comisión adoptará formalmente la prórroga. 

Reparto por países

Desde el estallido de la pandemia en marzo de 2020, la Comisión Europea ha adoptado más de 640 decisiones para aprobar 780 medidas nacionales solicitadas por los Estados miembros. Todo esto se ha traducido en el visto bueno a un importe en ayudas que ronda los 3,08 billones de euros.

Según datos facilitados por Bruselas, Alemania ha acaparado la notificación del 52% de las ayudas estatales aprobadas. De hecho, Berlín fue uno de los primeros gobiernos en salir al rescate de su tejido empresarial con ayudas directas ante la prolongación en el tiempo de la pandemia.

De acuerdo con esos datos oficiales, le siguen Italia (15,3%) y Francia (14,5%). Muy por detrás se encuentra España con una ayuda notificada del 5,5% del importe total de ayudas aprobadas a pesar de ser la cuarta economía del euro.

En este sentido, la Comisión Europea reconoce que «existen diferencias significativas en el importe de las ayudas estatales concedidas por los Estados miembros, que parecen estar vinculadas al margen fiscal que tienen, así como al tamaño respectivo de sus economías».

Sin embargo, si se atiende a las ayudas desembolsadas, España no sale mal en la fotografía en relación a su riqueza. Más bien al contrario, el Ejecutivo de Sánchez ha desembolsado un 7,3% en ayudas respecto a su PIB. Con este dato, España es el país que lidera esta ejecución en relación al Producto Interior Bruto seguido de Francia (6,4%), Italia (6,0%), Grecia (4,39%), Malta (3,9%), Hungría (3,7%), Portugal (3,6%), Polonia (3,6%) y Chipre (3,5%).

En euros, ese desembolso alcanza en España los 90.800 millones, frente a los 155.360 millones de Francia, los 107.900 millones de Italia y los 104.250 millones de Alemania.

Fuente: El Español

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies