Conoce el programa CE Implementa para el impulso de las Comunidades Energéticas en España

El Programa de Incentivos a proyectos piloto singulares de comunidades energéticas (CE IMPLEMENTA) financia el impulso de proyectos piloto singulares de comunidades energéticas para incentivar el autoconsumo y la participación ciudadana en un modelo energético descentralizado y distribuido.

Está enmarcado en el componente 7 ’Despliegue e integración de energías renovables’. del Plan de Recuperación, Transformación y resiliencia y forma del PERTE de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento (PERTE ERHA).

Hasta la fecha, este programa ha concedido 71,79 millones de euros a 129 proyectos en cuatro convocatorias.

¿Qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas son figuras jurídicas que permiten que los ciudadanos produzcan, consuman, almacenen, compartan y vendan energía renovable colectivamente.

Su finalidad principal es proporcionar beneficios ambientales, económicos y sociales a sus miembros y al entorno en el que desarrollan su actividad, más que una rentabilidad financiera.

Se dividen en dos formas jurídicas:

  • Comunidades de energías renovables: compuestas por personas físicas o jurídicas que se asocian para desarrollar proyectos de energías renovables en su proximidad, con el objetivo de obtener beneficios económicos, medioambientales o sociales.
  • Comunidades ciudadanas de energía: compuestas por personas físicas que se asocian para producir, consumir y gestionar su propia energía renovable, con el fin de reducir su dependencia energética y promover la transición hacia un modelo energético más sostenible.

Ambos modelos tienen muchos puntos en común. Por ejemplo, pueden adquirir distintas formas jurídicas, pueden participar en todos los mercados organizados de producción de energía eléctrica, y deben estar integradas por un mínimo de cinco socios o miembros, sin que ninguno supere el 51% de los votos, que han de ser personas físicas, administraciones locales o empresas de pequeño tamaño.

Sin embargo, en el caso de las comunidades de energías renovables, los socios o miembros deben estar situados en las proximidades de las instalaciones de renovables, a una distancia que dependerá de la población del municipio.

En el caso de los municipios pequeños o en riesgo de despoblación, se amplía el radio de actuación para conseguir un número de miembros adecuado para la constitución de la comunidad, en línea con los objetivos establecidos en materia de Reto Demográfico.

¿Qué beneficios tienen las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas tienen diversos beneficios para sus miembros y para las localidades en las que se ubican:

  • Permiten a los ciudadanos producir energía renovable y reducir su dependencia de los combustibles fósiles.
  • Pueden generar empleo y actividad económica en las localidades en las que operan.
  • Pueden contribuir a la lucha contra el cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Programa CE Implementa

El programa CE Implementa forma parte del paquete de ayudas a las comunidades energéticas, dotado con 100 millones de euros e integrado en el componente 7: “Despliegue e integración de energías renovables” del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Está incluido, además, en el PERTE de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento (PERTE ERHA).“Despliegue e integración de energías renovables”. Asimismo, forma parte del PERTE-ERHA, que movilizará una inversión superior a los 16.300 millones para reforzar el liderazgo de España en el campo de las energías limpias.

El impulso de las Comunidades Energéticas es, además una de las prioridades y objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Este programa tiene como objetivos:

  • Fortalecer el sistema de apoyo a los actores interesados en la creación y desarrollo de comunidades energéticas, principalmente ciudadanos, pymes y entidades locales.
  • Promover la participación en el sector energético de actores tradicionalmente no involucrados en el mismo.
  • Impulsar el desarrollo de proyectos de energías renovables, eficiencia energética y movilidad sostenible, a través de comunidades energéticas.
  • Apoyar la ejecución de proyectos piloto singulares con impacto social y en la cadena de valor que sirvan de ejemplo para nuevas iniciativas.

Hasta la fecha, el programa CE Implementa ha concedido 71,79 millones de euros a 129 proyectos en cuatro convocatorias.

En el siguiente enlace de la página web del IDAE se puede acceder a un mapa interactivo en el que consultar la ubicación e información adicional de los proyectos financiados a través de este programa.

Primera convocatoria

La primera convocatoria se resolvió en junio de 2022 con un total de 45 proyectos beneficiarios, que contemplan más de 230 actuaciones en 14 comunidades autónomas y para movilizar una inversión de 14,7 millones de euros.

Los 45 proyectos beneficiarios involucran a más de 2.600 actores y el 85% tiene exclusivamente como socios a personas físicas, pymes o entidades locales.

Asimismo, el 16% de los proyectos busca abordar la pobreza energética a través de la inclusión de consumidores vulnerables entre sus socios y casi la mitad (42%) presenta planes de igualdad de género como parte de su gobernanza, con el fin de lograr una representación equilibrada entre mujeres y hombres.

Además, más de la mitad de los proyectos seleccionados se desarrolla total o parcialmente en municipios de reto demográfico, lo que contribuye a alcanzar los objetivos de cohesión territorial y lucha contra la despoblación que sustentan la política energética de España.

La mayoría de los proyectos tienen un fuerte arraigo con el territorio, ya que el 87% de los casos tiene a sus socios en un radio máximo de 25 km de la comunidad energética. De esta forma, los beneficios medioambientales, económicos y sociales que aportan revertirán de manera directa en el entorno.

En cuanto a la distribución territorial de los proyectos, destaca la capilaridad territorial de la convocatoria, ya que se contabilizan actuaciones en catorce comunidades autónomas. La mayor parte se sitúa en Cataluña (22%), seguida del País Vasco (18%), Andalucía (9%), Aragón (7%), la comunidad foral de Navarra (7%), Castilla la Mancha (7%) y Castilla y León (7%).

Las propuestas presentadas respondieron a las demandas de la convocatoria, que buscaba proyectos en cinco tipologías de actuación y priorizaba aquellos que combinasen varías. En este sentido, más de la mitad de los seleccionados fueron multicomponente, con actuaciones que incluían al menos dos tipos de tecnología, lo que contribuye a adoptar soluciones en sectores más difíciles de descarbonizar.

Predominaron los proyectos relacionados con energías renovables eléctricas, movilidad sostenible y gestión de la demanda, aunque también se presentaron iniciativas vinculadas a las energías renovables térmicas -como dos instalaciones de aerotermia en Cataluña-, y de eficiencia energética, para la mejora de la envolvente térmica en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla la Mancha.

En cuanto a la gestión de la demanda, se seleccionaron 14 ideas innovadoras en 12 comunidades autónomas que permitirán, por ejemplo, monitorizar la generación y los consumos de energía a través de web o app móvil para autoconsumo colectivo, o el desarrollo de baterías innovadoras en Navarra y la Comunitat Valenciana.

En materia de movilidad, destacan 25 proyectos en 10 autonomías, en su mayoría relacionados con las infraestructuras de recarga.

En el siguiente enlace de la página web del IDAE se puede acceder a un PDF con el detalle de los 45 proyectos financiados a través de la convocatoria.

Segunda convocatoria

La segunda convocatoria estuvo dirigida a proyectos de tamaño mediano o grande cuya inversión superara el millón de euros.

Se resolvió en diciembre de 2022 con un total de 29 proyectos beneficiarios, que contemplan más de 470 actuaciones en 12 comunidades autónomas y para movilizar una inversión de 67 millones de euros, a partir de un presupuesto de 30 millones.

Los 29 proyectos beneficiarios involucran a más de 93.000 actores, siendo el 85% personas físicas socias y el restante 15%, pymes y entidades locales.

Asimismo, el 41% de los proyectos seleccionados estaban enmarcados en municipios de reto demográfico, lo que contribuye a alcanzar los objetivos de cohesión territorial y lucha contra la despoblación, prioritarios en la política energética de España.

El 59% de los casos tiene a sus socios en un radio máximo de 25 km de la comunidad energética. De esta forma, los beneficios medioambientales, económicos y sociales se revierten de manera directa en el entorno.

El 3% de las iniciativas seleccionadas busca abordar la pobreza energética a través de la inclusión de consumidores vulnerables entre sus socios y más de la mitad (55%) presenta planes de igualdad de género como parte de su gobernanza, con el fin de lograr una representación equilibrada entre mujeres y hombres.

Las propuestas han respondido a las demandas de la convocatoria, que buscaba proyectos en cinco tipologías de actuación y priorizaba aquellos que combinasen varías. En este sentido, el 24% de ellos son multicomponente, con actuaciones que incluyen al menos dos tipos de tecnología, lo que contribuye a adoptar soluciones en sectores más difíciles de descarbonizar.

La mayor parte de las propuestas, hasta 372, estuvieron relacionadas con el despliegue de renovables eléctricas para autoconsumo y presente en las 12 comunidades autónomas.

También se presentaron iniciativas vinculadas a las energías renovables térmicas -como seis instalaciones en Cataluña, Aragón, Castilla y León y Galicia-, y de eficiencia energética con una actuación en Cataluña.

En materia de movilidad, destacan 79 actuaciones de 13 proyectos, que permitirán la puesta en marcha de 134 puntos de recarga. Por último, y en cuanto a la gestión de la demanda, se han seleccionado 12 actuaciones en este ámbito.

En cuanto a su distribución territorial, destacó la capilaridad de la convocatoria, ya que se contabilizaron actuaciones en doce comunidades autónomas. La mayor parte se sitúa en País Vasco (6), seguido de Cataluña (5) y Comunitat Valenciana (4). Además, se financiaron proyectos en Andalucía (2), Aragón (2), Canarias (2), Cantabria (1), Castilla y León (2), Castilla-La Mancha (2), Navarra (1), Galicia (1) y Murcia (1).

En el siguiente enlace de la página web del IDAE se puede acceder a un PDF con el detalle de los 29 proyectos financiados a través de la convocatoria.

Tercera y Cuarta convocatorias

La resolución definitiva de la tercera y cuarta convocatorias del programa CE Implemente se presentó a finales de diciembre de 2023 con la adjudicación de otros 40 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en subvenciones a iniciativas pioneras para la creación de 77 nuevas comunidades energéticas en toda España.

  • La tercera convocatoria estuvo dirigida a proyectos con un límite presupuestario de hasta un millón de euros y dotada con un presupuesto de 10 millones de euros. Se resolvió con un total de 52 proyectos beneficiarios en 15 comunidades autónomas. Los 52 proyectos financiados involucran a más de 10.483 beneficiarios que son, en su mayoría, personas físicas agrupadas en asociaciones y/o cooperativas, además de pymes y otras categorías de asociados.
  • La cuarta convocatoria estuvo dirigida a proyectos de tamaño mediano o grande cuya inversión superara el millón de euros. Se resolvió con la adjudicación de 30 millones de euros a un total de 25 proyectos beneficiarios en 6 comunidades autónomas. Las cooperativas protagonizaron esta línea de ayudas, casi un 90% proyectos beneficiarios encajan en esta figura. En total, la resolución beneficia a 2.615 socios, ya sean personas físicas, entidades locales o pymes.

En conjunto, ambas líneas implican la instalación de nueva potencia de generación renovable: 49,5 MW de energía eléctrica y 1,3 MW de térmica, mayoritariamente por aerotermia. También sumarán 529 kWh de almacenamiento y 314 nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Fuente: Plan de Recuperación