El Gobierno activa los primeros 3.400 millones del Fondo de Resiliencia Autonómica

Este miércoles se ha celebrado la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha reunido a Gobierno y consejeros de los gobiernos y ciudades autonómicas para informar de la puesta en marcha del Fondo de Resiliencia Autonómica (FRA), tras la formalización de los primeros acuerdos legales con el Grupo Banco Europeo de Inversiones, compuesto por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

Este fondo podrá canalizar hasta 20.000 millones de euros de los fondos Next Generation EU en préstamos para financiar proyectos públicos y privados regionales en condiciones ventajosas y a largo plazo.

En el encuentro, el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha ahondado en los detalles que ya había avanzado a los presidentes autonómicos sobre las características de este Fondo, en particular sobre su gobernanza, en la que las comunidades autónomas tendrán un papel protagonista para decidir qué proyectos serán financiados.

En ese sentido, ha solicitado a las comunidades autónomas que designen a sus representantes en los Consejos de Inversión que darán seguimiento al desempeño de este fondo, aprobarán las grandes operaciones de financiación a proyectos regionales y supervisarán la selección de los intermediarios financieros.

El objetivo de este fondo es dar continuidad al impulso de proyectos que fomenten la transformación y resiliencia de la economía, financiando iniciativas privadas y públicas en las siguientes áreas prioritarias:

  • Vivienda social y asequible y regeneración urbana.
  • Transporte sostenible
  • Competitividad industrial y de las pymes.
  • Investigación, desarrollo e innovación.
  • Turismo sostenible.
  • Economía de los cuidados.
  • Gestión de aguas y residuos.
  • Transición energética.

Diseño a demanda

El diseño de este fondo es flexible para poder financiar los mejores proyectos que contribuyan a un crecimiento económico sostenible y resiliente de las Comunidades Autónomas. En este sentido, el instrumento se desplegará en función de la demanda efectiva del mercado y de las comunidades autónomas, por lo que no se han establecido porcentajes de reparto o topes por comunidades. Los recursos se asignarán a través de distintos instrumentos financieros en función de las oportunidades de inversión.

Entre los instrumentos financieros se cuenta con un instrumento directo de cofinanciación, que permitirá otorgar préstamos a proyectos de gran tamaño, como energías renovables, transporte limpio o infraestructuras sostenibles, entre otros, cuya financiación puede llegar en algunos casos hasta los 20 o 30 años de plazo máximo y que se complementará con financiación del BEI haciendo uso de sus recursos propios. Se desplegará asimismo un conjunto de instrumentos intermediados, cuya financiación se otorgará a través de intermediarios seleccionados por el Grupo BEI (entidades financieras y gestores de infraestructuras o capital riesgo, por ejemplo), para apoyar proyectos de menor tamaño en el ámbito del desarrollo urbano y el turismo sostenible, así como financiación a pymes en materia de innovación, sostenibilidad y competitividad.

El Fondo de Resiliencia Autonómica se despliega por fases, que se irán ampliando de forma progresiva para maximizar el impacto de su ejecución. La primera fase, pondrá en marcha financiación a proyectos regionales públicos y privados por 3.400 millones de euros. Esta financiación es complementaria a la que realiza el Grupo BEI con recursos propios adicionales y a la atracción de financiación privada proveniente de los intermediarios financieros y otros inversores.

Se espera que los representantes de los Consejos de Inversión sean designados en las próximas semanas, permitiendo de este modo que se empiecen a aprobar las primeras operaciones. El Grupo BEI tiene probada experiencia en la identificación, estructuración e implementación de proyectos en España y una interlocución fluida con las Comunidades Autónomas, en las que ha desarrollado en el pasado importantes operaciones. En 2023, el Grupo BEI firmó acuerdos de financiación en España por un valor total de 11.386 millones de euros.