El Gobierno facilita a las CCAA el uso de los fondos europeos para la modernización y digitalización de empresas privadas de transporte

El Consejo de Ministros ha autorizado este martes al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible a actualizar el Real Decreto de concesión directa a las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla de los fondos europeos Next Generation EU para la modernización y digitalización de empresas privadas de transporte por carretera de viajeros y de mercancías.

Las empresas del sector tienen todavía hasta el 30 de junio para solicitar estas ayudas, que pueden alcanzar los 25.000 euros por beneficiario, y que están destinadas a financiar la modernización de autónomos y pymes dedicados al transporte por carretera, para digitalizar procesos y servicios que les permitirán ser más competitivos y adecuarse a las exigencias legales en el entorno nacional y europeo.

El programa, incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se articula a través de las convocatorias realizadas por las propias CCAA para que las empresas soliciten las ayudas, destinadas a actuaciones de digitalización e introducción de nuevas tecnologías.


La modificación normativa permitirá a las CCAA con remanente al cierre de las convocatorias, emplearlo para financiar directamente actuaciones de digitalización relacionadas con el transporte de mercancías o pasajeros de su competencia como, por ejemplo, servicios administrativos, sistemas de gestión de transporte a demanda o de servicios regulares de transporte de su competencia, implantación de sistemas digitales públicos de información en tiempo real al usuario o soluciones de pago integradas.

De esta manera, se permite a las CCAA maximizar el uso de los Fondos Next Generation destinados al impulso del transporte sostenible y digital y su contribución a los objetivos del Plan de Recuperación.

El programa de subvenciones que arrancó en 2022 que cuenta con 110 millones de euros de los fondos europeos transferidos por el Ministerio a las CCAA en cuantías directamente proporcionales a su población.

Adaptación a las próximas obligaciones normativas

Cabe recordar que algunas de las soluciones de modernización subvencionadas con este programa del Plan de Recuperación serán de obligado cumplimiento a lo largo de los próximos años, tanto a nivel nacional como europeo.

En concreto, todos los vehículos de transporte de mercancías o de pasajeros con tacógrafo analógico o digital, deberán llevar un tacógrafo digital inteligente de segunda generación a partir de enero de 2025 para poder hacer transporte internacional. Esta fecha se extiende hasta el 21 de agosto de 2025 para vehículos con tacógrafo inteligente de primera generación.

Además, desde enero de 2026, será obligatorio que los transportistas tengan en formato electrónico su documento administrativo de control de mercancías o la hoja de ruta de viajeros.