El presidente del Gobierno anuncia la selección de 10 nuevos proyectos de la industria del vehículo eléctrico dentro del PERTE VEC II

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes, durante su intervención en la clausura de la IV edición del Foro ANFAC, que España “ha demostrado que quiere y puede estar en primera línea” en la transición hacia una movilidad sostenible.

Para ello, ha explicado Pedro Sánchez, que el Gobierno trabaja a través de tres grandes ejes:

  • La colaboración público-privada.
  • El apoyo a la adquisición de vehículos electrificados.
  • La adaptación del marco normativo.

Sobre la colaboración público-privada, el presidente del Gobierno ha recordado que el PERTE del vehículo eléctrico y conectado fue el primer proyecto estratégico aprobado de los fondos europeos Next Generation del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y se han conseguido movilizar todos los fondos inicialmente previstos: más de 2.280 millones de euros concedidos para más de 700 proyectos y 550 empresas, ubicadas en todas las comunidades autónomas.

PERTE VEC II: 10 nuevos proyectos por 170 millones de euros

La segunda convocatoria del PERTE VEC, centrada en la reindustrialización y la electrificación de las plantas productivas, supone la movilización de 6.000 millones de euros de inversión en sus dos secciones: la producción de baterías y el fomento de la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado.

Gracias a este apoyo, se han podido impulsar proyectos trascendentales como la giga factoría de baterías en Extremadura, que se suma a la ya adjudicada en la primera convocatoria del PERTE en la Comunidad Valenciana, así como ayudas en las plantas de Ford, Renault, Seat y Stellantis y otros proyectos innovadores en el País Vasco y Navarra.

Así, la segunda sección, relativa al fomento de la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado, supondrá la inyección adicional de 787 millones de euros de apoyo al sector.

Pedro Sánchez ha anunciado que este martes se ha reunido la comisión que ha evaluado una primera tanda de 10 proyectos por valor de 170 millones de euros en ayudas públicas y que movilizará una inversión industrial de unos 500 millones de euros.

A lo largo del año 2024 se culminará el despliegue con las convocatorias restantes; la tercera en los próximos meses y la cuarta en el último trimestre, con más de 1.250 millones de euros de la segunda fase del Plan de Recuperación.

Con ello, tal y como ha apuntado el presidente del Gobierno, se habrán canalizado todos los recursos del PERTE VEC, una herramienta estratégica para una industria que representa el 8% del PIB español, genera el 9% del empleo y dedica el 87% de la producción a la exportación.

El jefe del Ejecutivo también se ha referido al ámbito de la innovación del modelo de movilidad eléctrica, para el que se disponen de los más de 313 millones de euros del programa Moves Singulares para 261 proyectos innovadores de movilidad eléctrica.

Refuerzo del programa de apoyo a la adquisición de vehículos electrificados

En cuanto al apoyo a la adquisición de vehículos eléctricos, Pedro Sánchez ha detallado que el programa Moves II ya ha asignado cerca de 1.000 millones de euros a las comunidades autónomas para incentivar la adquisición de este tipo de vehículos.

A ello se sumarán otros 24 millones de euros adicionales del programa Moves Flotas, para incentivar 54 proyectos para la transformación del las grandes flotas de vehículos.

Pedro Sánchez ha puesto en valor que, gracias a esta línea, la matriculación de vehículos electrificados se ha incrementado en un 50% en 2023, alcanzando ya el 12% del total de vehículos.

Además, en las plantas españolas ya se fabrican 42 modelos de turismos electrificados y se superan ya los 30.000 puntos de recarga de acceso público, un 40,7% más respecto a 2022.

“Queda mucho recorrido, especialmente en un entorno marcado por una dura competencia, tanto a nivel europeo como global. Los próximos años serán decisivos para consolidar este sector, lograr que Europa se mantenga en posiciones de liderazgo y alcanzar los objetivos de descarbonización del transporte”, ha enfatizado. Por ello, ha avanzado que se van a “redoblar esfuerzos”, en colaboración con el sector, para mejorar, reforzar y agilizar, en las próximas semanas, el programa de apoyo a la compra de vehículos electrificados y a la instalación de puntos de recarga.

Ley de Movilidad Sostenible: oportunidades de futuro

El presidente del Gobierno también ha querido referirse a la adaptación del marco normativo, tras la aprobación la semana pasada en Consejo de Ministros del anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible, del que ha destacado que incluye el reconocimiento de la movilidad como un derecho social, el compromiso con la descarbonización, la digitalización del sistema de transportes y el apoyo a la innovación y la mejora en la calidad de las decisiones de inversión. “Contamos con todas las herramientas necesarias para convertir los retos de esta industria en grandes oportunidades del presente y futuro europeo y español”, ha subrayado Pedro Sánchez, quien ha resaltado que España cuenta igualmente con “energías limpias, abundantes y baratas”, lo que supone una “gran ventaja competitiva” para la industria española.

A renglón seguido, ha valorado el capital humano con formación disponible, que irá a más gracias al sistema de acreditaciones profesionales y el impulso de la Formación Profesional, junto al refuerzo del ecosistema de ciencia e innovación, además de los fondos europeos Next Generation del Plan de Recuperación.

Ante los ‘shocks’ vividos por la industria de la automoción en los últimos años, por la pandemia, la ruptura de las cadenas de suministro y la transición hacia un modelo de movilidad con cero emisiones, el presidente del Gobierno ha querido reconocer el “enorme esfuerzo” de adaptación del sector. “Vamos a seguir estando a su lado para hacer de España el gran hub de la electromovilidad del sur de Europa. El Gobierno de España va a hacer lo que esté en su mano para seguir caminando en el objetivo de electrificar nuestra economía y que el sector del automóvil sea uno de los principales referentes en el presente y futuro de la economía española”, ha concluido Pedro Sánchez, vislumbrando con el refuerzo de la colaboración público-privada una “extraordinaria oportunidad para la prosperidad de España, el empleo, las empresas y el futuro de la industria”.

Fuente: Plan de Recuperación